Cómo combinar sofás de distinto color

Si preguntas a un experto en decoración te dirá que, nada como el color para dar vida a una espacio o transformar una estancia, sobretodo para el caso de los salones. Como todos sabemos los salones son la parte más usada y donde más tiempo pasamos de nuestras casas. Pero en lo que se refiere a combinación de colores para decorar, hay que andar con ojo. No todo vale, y es muy fácil que nos pasemos mezclándolos. Para evitar caer en este error, lo mejor es usar máximo tres colores.

Una buena forma de dar eso toque de color es con la tela y el tapizado del sofá. ¿Qué te parecería hacerlo con dos sofás de distinto color? Para muchos esto puede salirse un poco de lo habitual, e incluso una completa locura. Pero te aseguramos, que si lo haces, como decimos, mezclando únicamente 3 colores, el resultado será espectacular.

Combinar sofás de distintos colores

Combinar sofás en blanco y negro.

El clásico binomio siempre queda bien. Es una apuesta segura. Si creas la composición de un sofá en negro y otro en blanco, puedes optar por la nota de color para los complementos, como los cojines, la manta o la alfombra. El resto del salón, deberá ir acorde a los colores que elijas para están zona principal de la estancia.

Aunque no siempre la composición tienes que ser sofá+ sofá, puedes crearla con otro tipo de muebles como sofá + sillones. Las posibilidades son infinitas…

Como puedes apreciar en la imagen, en este caso la nota de color la pone un bonito azul turquesa para combinar los sofás de distintos colores en blanco y negro. Sin lugar a dudas, es una apuesta de lo más elegante.

Combinar sofás en rosa y azul.

Para muchos esta será una de las combinaciones más atrevidas, por aquello de que el rosa es un color muy llamativo, en lo que se refiere a muebles. Pero si equilibras la combinación con un color más oscuro, que lo contraste y le de armonía, seguro que te quedará igual de espectacular, que el salón de la siguiente imagen. El tercer color de este triángulo decorativo, es mejor que lo reservemos para tonalidades neutras, que no sobrecarguen la combinación. El color hielo, por ejemplo, es el perfecto para completar este trío.

En este caso, otra opción es la de decidirnos por tonos empolvados o pastel, para hacer uso del rosa y el azul, pero decantándonos por un estilo decorativo más romántico y relajado.

Combinar sofás blancos y azules.

Esta combinaciones la perfecta si lo que pretendes es crear un ambiente relajado y confortable. El azul, en su versión celeste, es un color ideal para combinarlo con el blanco y el gris en los detalles y paredes. Gracias a estos tres colores, tan versátiles, las posibilidades de combinar los sofás de tu salón son infinitas.

Combinara sofás y sillones en morado y gris marengo.

Hablando de combinaciones atrevidas, una opción apta para valientes, pero cargada de estilo es sin duda esta. El color morado es un color de los más potentes y, a la vez, lleno de personalidad. Por su parte, el gris marengo le aporta la parte de sobriedad, necesaria para que el conjunto quede perfecto.

La guinda la ponemos con el tercer color. Está vez nos decantamos en el beige para los detalles, con el que conseguimos los toques de luminosidad entre dos colores ya de por sí oscuros.

Combinar sofás en varios tonos de grises.

Una de las tendencias más extendidas en los últimos años, en cuanto a sofás, son los colores grises. Se podría decir, que este color se ha convertido en el nuevo negro, cuando hablamos de decoración. Cualquier color, con el que lo acompañes, quedará genial a su lado.

Por eso, cuando te decimos que te animes a combinar dos sofás en distintos tonos de gris, te lo decimos con el completo conocimiento de que esta mezcla será un éxito. Otro plus de esta mezcla es, que sirve para cualquier tipo de estilo. Si pretendes un salón de estilo provenzal y relajado, por ejemplo, opta por tonos pastel como el verde menta.

Pero si te sientes atrevido, puede optar por tonos como el naranja o el mostaza. Con ellos conseguirás darle un toque de viveza a tu salón.

Combinar sofás beige con sillones estampados.

¿Nunca te lo habías planteado? Pues te aseguramos que es una combinación, llena de matices que quedará ideal. Por supuesto, en este caso, debemos andar con cuidado. El 100% del protagonismo lo tendrá la tapicería de los sillones, por eso para el resto de la combinación del salón, optamos por colores más discretos como el beige.

Para el tercer color, opta por colores intermedios, para que el conjunto no peque de ser ni demasiado soso, ni demasiado cargado. Nuestra recomendación es que juegues con los colores del estampado para inspirarte.

Estas son unas nuestras combinaciones y recomendaciones de colores para combinar sofás. Pero las posibilidades son infinitas. Sólo tienes que dejarte llevar por la inspiración para que la combinación de tu salón quede de revista. Anímate y conoce toda nuestra colección de sofás y catálogo de sillones, estamos seguros de que tu salón quedará espectacular.

Back to Top