Ideas para cubrir el sofá con estilo

Cuando compramos un sofá nuevo para nuestro salón, la primera preocupación en nos surge es, ¿Qué hacer para proteger nuestro sofá de las manchas, y que su tapicería dure impoluta por más tiempo? Existen muchas fórmulas e ideas para cubrir nuestro sofá y protegerlo.

Sin embargo, no solo se trata de cubrir un sofá por el mero hecho de evitar su deterioro. También, por el hecho de decorar, de hacerlo más acogedor y cálido. Que nuestro sofá dé la sensación de hogar y no el de la consulta de una clínica. Se trata de crear un sofá que dé personalidad a nuestro salón y que invite a sentarse.

Por otra parte, cuando nos encontramos con un sofá desgastado, que necesitamos renovar, y no tenemos presupuesto. La mejor opción es cambiar es cambiar el aspecto de nuestro sofá con algunos trucos que no supondrán demasiado gasto de dinero. Lo mismo pasa cuando vivimos de alquiler y tenemos que lidiar con un sofá que no es de nuestro agrado y necesitamos disimular.

En resumen son muchos los motivos por los que necesitamos ideas para cubrir un sofá. Por eso, en este post vamos a daros unos cuantos trucos e ideas para cubrir y decorar nuestro sofá con estilo.

Ideas para cubrir el sofá con Fundas de sofá.

Esta es una de las mejores ideas para los casos en los que quieres proteger completamente tu sofá, ante manchas, pelos y roces. En definitiva, alargar su vida útil. Además con la fundas para sofás, encontrarás la mejor forma de tapar al completo ese sofá que tanto te horroriza y que no puedes cambiar. Además, las fundas para sofás son una perfecta idea para cubrir tu sofá, si quieres darle una nueva imagen según la temporada.

Por ejemplo, en otoño podrás utilizar una funda en colores grises y mostaza.

Pinterest.

 Para invierno la combinación de granates y cremas es perfecta.

Pinterest

Cuando llegue la primavera opta por los verde “mint” y lavanda.

Pinterest

Para el verano los blancos y cítricos darán el toque perfecto a tu salón.

En cuanto a fundas se refiere, las posibilidades para cubrir nuestro sofá son muchísimas. Podemos comprarlas ya hechas, o incluso hacerla nosotros mismos. Para ello, podemos reciclar telas que ya no utilicemos o comprar telas por metros y coser nuestra propia funda a media para cubrir nuestro sofá.

Ideas para cubrir el sofá con cojines

Los cojines son indiscutiblemente el elemento esencial para un sofá. Esto es por varios motivos. Principalmente porque con los cojines nuestro sofá será mucho más cómodo, nos ayudaran a reposar mejor la espalda e incluso la cabeza, en caso de echarnos una “siestecita”. Además, los cojines son un elemento decorativo, que podemos ir renovando por temporadas, al igual que las fundas. 

Con los cojines damos fuerza y personalidad al sofá. Para ello podemos mezclar estampados (siempre con armonía, lo mejor es combinar cojines lisos y estampados con dibujos, pero siempre compartiendo colores), formas distintas, y por supuesto usar tejidos cómodos y agradables.

Por supuesto, en cuanto a cojines, no todo vale. Existen “reglas o normas” decorativas para los cojines del sofá. ¿Cuántos cojines pongo? Esa es la regla de oro. En el caso de cojines grandes, lo perfecto es poner una más que plazas tenga el sofá. De esta forma, si tenemos un sofá de 3 plazas, colocaremos 4 cojines. En cuanto al tamaño, lo habitual es que sean de 50×50 cm o 60×60 cm.

Ideas para cubrir el sofá con mantas

Decorar con mantas o plaid es una opción muy interesante, sobretodo por su doble funcionalidad. Además de dar un toque decorativo nuestro sofá, nos servirá para arroparnos y taparnos cuando estemos tumbados en él, en los meses más fríos.

A la hora de incorporarla al sofá, debemos tener en cuenta que debe ir en armonía y consonancia con el resto de elementos del sofá, como la funda y los cojines. Además, ya que la usaremos para taparnos con ella, debe ser cómoda, suave y abrigada en los meses de frío. En cuanto a los colores, debe ser diferente al color del sofá para que destaque, pero que combine. La textura también es un elemento diferenciador de la tapicería del sofá, que debemos tener en cuenta.

En cuanto a la ubicación de nuestra manta o plaid en el sofá, ¡Esto es todo un arte! Debemos hacerlo con elegancia y estilo. Las tendencias actuales, indican que la ubiquemos al costado, y ponerla de forma desordenada para dar un toque “casual” o doblada si queremos dar un toque más elegante.

Además, las mantas o plaids son un elemento decorativo para cubrir nuestro sofá, que podemos utilizar incluso en verano. Para ello, demos cambiar la textura y grosor por uno más ligero.

De esta forma, usaremos lana o chenilla para otoño en invierno.

Pinterest

En primavera usaremos plaids de hilo de algodón

Pinterest

Y para verano nos decantaremos por el crochet.

Pinterest

Por supuesto, a parte de la armonía con la que aportar y combinar todos estos elementos. Debe primar tu estilo y personalidad. Además, debes componer la decoración de tu sofá pensado en la usabilidad, practicidad y comodidad tuya y de tu familia.

Back to Top