¿Cómo combinar un sofá beige? Colores en pared y cojines?

El color beige es el gran rival del blanco. Es un color elegante y neutro con mucha versatilidad, que encaja perfectamente en cualquier estancia, aportándole calidez y armonía. Además, el beige es un color que proporciona un sin fin de matices pudiendo elegir desde un blanco sucio hasta un castaño claro. Por todo esto, se convierte en el color perfecto para la tapicería de un sofá que combinará perfectamente con muchísimas otras tonalidades, incluidas las neutras.

Sofá modular, modelo Manacor. Puedes verlo aquí

Al igual que nosotros tu también piensas lo mismo y por ello has comprado un nuevo sofá en color beige, y ahora ¿andas en busca de ideas para combinar un sofá beige? Pues aquí tienes una cuantas. ¡Toma nota!

Cómo combinar un sofá beige

Para la buena verdad, a un sofá en color beige le puedes añadir casi cualquier color para los cojines. El beige es un color que ejerce una especie de lienzo en blanco en el que poder crear cualquier obra de arte en combinación con todo tipo de colores.

Fuente: freepick.com

¿Qué cojines combinan con un sofá beige?

Sofá beige y cojines blancos: elegancia garantizada. Esta combinación de colores es perfecta si quieres suavizar el beige. No falla. Estos dos colores en conjunto aportan luminosidad y agrandan los espacios

Fuente: elmueble.com

Sofá beige y cojines grises: aportará un toque de sobriedad en su justa medida si te gustan los ambientes serios y sofisticados. Para que quede perfecto emplea una tonalidad de gris más oscura, con el beige del sofá aportarás la calidez que el gris no son capaz de lograr.

Fuente: estiloydeco.com

Sofá beige y cojines negros: esta combinación proporcionará a tu salón un toque moderno, aunque te aconsejamos incluir algún color más para romper con tanto color neutro.

Fuente: Pinterest

Sofá beige y cojines marrones: Aunque son el mismo color en gradaciones diferentes, se combinan a la perfección. Gracias a esta mezcla conseguirás un ambiente muy natural y  acogedor.

Fuente: freepick.com

Sofá beige y cojines azules: la combinación perfecta para refrescar un ambiente y dotarlo de un punto de vitalidad. Ambos colores se complementas aportando aquello que al otro le falta. Da igual las tonalidades que elijas, todas ellas quedarán fenomenal.

Fuente: westwing.es

Sofá beige y cojines amarillos: realmente, el beige no deja de ser una especie de color amarillo muy suave. Por eso, estos tonos tan potentes como el amarillo consiguen dotar de luminosidad al sofá beige sin perder su elegancia propia. Otro color que también combina perfectamente con el beige es el ocre y el mostaza para los cojines, dos colores que le darán a la decoración de tu sofá beige un punto de vitalidad.

Fuente: freepick.com

Sofá beige y cojines rosas: la mezcla más romántica. Una combinación de suavidad y delicadeza, proporcionada por el rosa, junto con la calidez y elegancia del beige. Además, no importa la intensidad del rosa. El resultado será perfecto.

Fuente: freepick.com

Sofá beige y cojines rojos: una combinación elegante y muy actual, aunque con un punto clásico. Si crees que el rojo es demasiado llamativo, úsalo en tonalidades más apagadas como el teja o el terracota, que en combinación con el beige suavizará el efecto.

Fuente: freepick.com

Sofá beige y cojines verdes: sucede lo mismo que con el color azul. Conseguirás resultados similares en términos de elegancia y frescura. De hecho, si quieres que la estancia inspire la naturaleza, mezcla arena y verde. Los cojines en verde agua, un color delicado que lucirá espectacular sobre tu sofá en color beige, generando un ambiente fresco y un tanto campestre con un punto moderno.

Fuente: @pauladuarteinteriores

¿Qué colores de pared combinan con un sofá beige?

La versatilidad del color beige de tu sofá también se traslada a la hora de combinarlo con la pintura de las paredes del salón, pudiendo hacer mezclas triunfadoras con cualquier color que te propongas.

Si quieres ir a lo seguro y no complicarte con colores de paredes de los que, crean que puedes cansarte, decántate por el blanco. Unas paredes blancas en combinación con un sofá beige aportarán un extra de luminosidad a la estancia y serán el lienzo perfecto como base para añadir el resto de muebles y elementos decorativo. De esta forma, la oportunidad para romper con esta linealidad de tonalidades, la tienes con los textiles, la tapicería de las butacas y sillas de comedor, por ejemplo.

Fuente: freepick.com

Las paredes en color beige junto con un sofá en color beige también es una opción ganadora. Pero, obviamente, en diferentes tonalidades. De hecho, lo mejor es que la pared siempre sea más oscura, para generar un elegante y cálido contraste, además de una estancia muy luminosa.

Fuente: elmueble.com

Si prefieres los contrastes, puedes optar por colores más oscuros y rompedores como los grises o los terracotas, por ejemplo. El gris es un color neutro que casará perfectamente con un sofá en beige, además es uno de los colores más elegidos (después del blanco) para pintar las paredes. En cuanto al terracota, aunque es un color especialmente bonito, es muy llamativo, y puede que con el tiempo te canses de él. Por lo que te sugerimos, pintar solo de este color la pared detrás de tu sofá. Si buscas más ideas para decorar la pared detrás del sofá puedes consultar este artículo.

Si estás indeciso y todavía no tienes claro cuál es el mejor color de paredes para combinar un sofá beige, nuestra recomendación es que mantengas siempre una gama de colores neutral, que será el fondo perfecto para establecer la decoración en conjunto de toda la estancia. Debes tener en cuenta que el salón, es un lugar multidisciplinar en el que se dan lugar todo tipo de actividades charlas entre cafés, tarde de pelis, juegos familiares o siestas después de las comidas, por ello al tratarse de un lugar para la desconexión y el relax (aunque no tanto como el dormitorio), te recomendamos emplear colores que te animen a sentirte relajado y confortado en una de las estancias que más empleamos en el día a día.

Para finalizar y como dato curioso, ¿Sabias que la palabra beige procede del francés y significa “sin teñir”? Esto se debe a que el referente original de este color se encuentra en la lana natural sin teñir. Además, se trata de una tonalidad atemporal que siempre está de moda, y que brinda sensación de acogimiento. La perfecta alternativa al blanco.

Fuente: elmueble.com

Si están pensando en renovar tu sofá y con este artículo te ha picado el gusanillo de comprar un sofá en color beige, te recomendamos echar un vistazo a nuestro catálogo de sofás.

Back to Top