Ideas para ampliar los espacios visualmente

¿Vives en un piso pequeño y te gustaría ampliar tu espacio? Lamentablemente, los metros son los metros y, a no ser que invadas la casa del vecino para conseguir unos metros de más, esto es algo que no podemos cambiar. Sin embargo, sí podemos jugar con la percepción y ampliar los espacios visualmente para que tu casa parezca más grande de lo que en realidad es. ¿Cómo? A continuación te damos una serie de trucos que nos han compartido desde elrincondeika.es

Consejos para ampliar visualmente los espacios

Tener un espacio reducido en nuestras casas, casi siempre nos limita la capacidad creativa a la hora de decorar nuestros hogares. Por ello, a continuación os damos una serie de trucos y consejos para evitar que esto nos suceda.

  • Evita sobrecargar los espacios con muebles grandes, pesados y de colores oscuros. Por el contrario, emplea colores claros en paredes y suelos, te ayudarán a dar mayor sensación de amplitud a las estancias. Por ejemplo el color blanco y los tonos pastel serán una buena alternativa para pintar las paredes de tu nuevo hogar.

Las tonalidades blancas en las paredes ayudan a reflejar la luz haciendo que nuestras estancias parezcan más amplias.

  • Aprovecha las ventanas para potenciar la luz natural y crear la sensación de amplitud que perseguimos. Por ello, evita las cortinas y estores de telas pesadas y opta por telas semi transparentes y ligeras en colores claros como el lino o el algodón. Además, evita que lleguen hasta el suelo y mejor que sean cortinas corridas con las que ganarás en espacio visual.

Intenta tener las cortinas recogidas en la medida de lo posible, como hacen en los países nórdicos. Además, si la orientación de tu casa es el norte, necesitarás aprovechar al máximo la luz natural y, así, poder acentuar mucho más la profundidad de las estancias.

  • En cuanto a la iluminación, respecto a la artificial opta por apliques de luz con grandes focos como opción de luz indirecta. Así crearán una atmósfera agradable y con armonía.

Tener una buena iluminación es muy importante, no sólo natural si no también artificial. No obstante, no se trata de llenar los techos con puntos de luz, si no de colocarlo de forma y cantidad adecuadas.

  • En lo que respecta a la decoración, mantén los espacios despejados con muebles ligeros. Decora en vertical con estanterías y baldas en las paredes. Incluye espejos para crear espacios abiertos, visualmente, y evita los objetos que sobresalgan demasiado.

Con los espejos conseguiremos el reflejo de la luz y con ella más luminosidad y profundidad. Por ello, aprovecha y coloca un espejo en el salón o en el recibidor, evitando los marcos oscuros o demasiado recargados.

  • Opta por todo tipo de soluciones de almacenaje para tener la casa bien organizada y sin muchos trastos de por medio. Para ello, aprovecha los espacios debajo de la cama y el sofá como los arcones o canapés. Las estanterías también jugarán en tu favor a la hora de guardar y almacenar. Para ello, lo mejor es elegir muebles versátiles que decoren y al mismo tiempo nos permitan guardar todo tipo de cosas.

Pero cuidado, porque tampoco se trata de que tengas las estanterías atestadas de objetos, libros y figuras decorativas. Evita que estas rebosen de objetos decorativos, emplea los justos.

  • Busca muebles con los que conseguir una imagen limpia y organizada de tu casa. Para ello, las líneas rectas y los muebles pequeños te ayudarán. La decoración minimalista es una de las que mejor funcionarán en estos casos. Pero la decoración nórdica también te ayudarán en este papel.

Con las líneas rectas las habitaciones parecerán más largas y anchas.

  • Los elementos decorativos como los cuadros o las plantas te ayudarán a dar ese toque visual que destaque, sin llegar a sobrecargar demasiado la estancia.

Como ves, son muchos los trucos con los que aumentar el espacio de nuestras casas, sin necesidad de robarle metros al vecino. Cuéntanos, ¿qué haces tú para que tu casa parezca más grande?

Back to Top