Cómo eliminar el mal olor del sofá, sudor y vómito

En ocasiones, la limpieza e higiene de nuestro sofá puede parecernos complicada, sobretodo en los casos en los que tengamos mascotas en casa. Con nuestros queridos peludos, la limpieza de nuestros sofás y sillones puede complicarse un poco más, al igual que cuando tenemos niños. En todos estos casos, nuestro sofá no sólo sufre por las manchas, el polvo y los pelos, si no también, por los olores, el sudor e incluso vómitos de los más pequeños de la casa.

Como ya sabemos todos, el sofá y los sillones son uno de los muebles de nuestras casas, que más uso damos y por ende, uno de los que más sufre. En ellos solemos comer, beber, dormir, tumbarnos, descansar… Por lo que la suciedad es algo que no podemos evitar.

En otra ocasión, ya os hablamos de cómo limpiar la tapicería de nuestro sofá, en función del tejido de este. Pero hoy queremos daros trucos y consejos para eliminar el mal olor de nuestro sofá, así como el sudor y vómito.

¿Por qué huele mal mi sofá?

Cuando compramos un sofá no hay nada que nos agrade más que ese olor a nuevo y a recién estrenado. Pero es cierto, que con los días y los usos ese agradable olor se desvanece. Los malos olores en nuestros sofás tienen diversos orígenes. El uso diario de este mueble es uno de los motivos principales, algo que es invevitable. Pero el hecho de tener perro y gatos en casa, con sus correspondientes olores corporales, también influyen.

Eliminar malos olores del sofá con lavanda, bicarbonato y tomillo

Es recomendable lleva a cabo este truco por la noche, para que la mezcla haga su efectos durante horas. Para la mezcla usaremos 180 gr de bicarbonato sódico, medio vaso de flores y hojas secas de tomillo y otro medio de lavanda. Todas estas flores, serán las encargadas de borrar los olores, que tanto nos desagradan y además, dejarán un aroma espectacular. Necesitamos revolver muy bien todos estos ingredientes en un recipiente, para después espolvorearlos sobre la superficie del sofá. Debemos dejar que actúe unas 12 horas, aproximadamente. Pasado este tiempo, retiramos la mezcla con un aspirador.

Eliminar malos olores del sofá con vinagre blanco

Este es uno de los remedios caseros con más eficacia para esta finalidad. El vinagre blanco cuenta con propiedades desinfectantes, que sirven para eliminar estos malos olores de los que nos queremos deshacer. Para hacerlo correctamente, primero debemos pulverizar una mezcla, compuesta por 120ml de vinagre blanco y 700ml de agua, agitada de forma adecuada para que se mezclen y quede de forma homogénea. Pulverízala sobre los sillones y cojines del sofá y deja que se seque y evapore (muy recomendable abrir las ventanas para ayudar al secado).

Este recurso es muy efectivo también para eliminar los malos olores causados por el sudor corporal.

Eliminar el olor a vómito del sofá

Debemos hacer una mezcla con agua caliente y vinagre en una botella y rociar la mezcla sobre la mancha. En el caso de que el vomito haya dejado una mancha importante y persistente, podemos añadir un poco de detergente. Con un cepillo suave, para no dañar la tapicería, fregamos la zona con cuidado. Después, enjugamos todo agua y secamos con un paño limpio. Debemos eliminar lo máximo posible la humedad de la zona y dejar, después, que se seque con aire libre, abriendo las ventanas.

En el caso de que el olor persista, deberemos utilizar limpiadores específicos a la venta en el mercado, que están diseñados para eliminar olores orgánicos, y seguir los pasos que indique el fabricante.

¿Cómo podemos evitar los malos olores del sofá?

Para no tener que verte obligada u obligado a hacer estas limpiezas con mucha frecuenta, podemos llevar a cabo una serie de trucos, con los que mantener limpio y libre de olores nuestro sofá por más tiempo. Por ejemplo:

  1. Elegir un sofá con las fundas extraíbles, a la hora de comprarlo. Así podremos retirarlas para poder lavarlas. Si estas fundas pueden meterse a la lavadora, un truco es añadir en el cajetín de esta 100ml de vinagre blanco, durante el centrifugado.
  2. Si tenemos mascotas, debemos mantener muy bien ventilado nuestro salón o estancia donde se encuentra nuestro sofá.
  3. En el caso de que en casa hayan fumadores en casa, debemos evitar que se fume cerca del sofá. Pues su tapicería absorberá rápidamente estos olores del tabaco.
  4. Muy importante mantener la zona del sofá siempre bien limpia, sin restos de comida y bebida.
  5. En el mercado existen muchos productos ambientadores para los sofás. Es importante tener en cuenta que estos productos no eliminan el mal olor, si no que los enmascaran un cierto tiempo, y que después volverá a aparecer. Esto es una medida provisional y no una solución.

Con todo, es importante que miremos con detenimiento las etiquetas de fabricante y composición de nuestro sofá, para evitar dañarlo con productos agresivos para el tejido de la tapicería.

Back to Top